21 de abril de 2024
Compartir en tus Redes

RD entre los mercados más grandes de Airbnb

Los huéspedes de la plataforma digital contribuyen a la generación de 28 mil empleos en territorio nacional

Lo que representa Airbnb para República Dominicana y otros países del mundo, el director de Asuntos Públicos de la plataforma, Carlos Muñoz, lo define en una sola palabra: oportunidad. Mientras que República Dominicana es para la plataforma uno de los tres mercados más grandes e importantes de la región del Caribe y Centroamérica, acompañada de Puerto Rico y Costa Rica, destacó Muñoz.

El representante de la plataforma digital a corto plazo observó que en el Caribe y Centroamérica este modelo de negocios ofrece a cualquier persona la oportunidad de participar en el turismo, cumplir metas, generar empleos y dinamizar la economía.

Los anfitriones, por lo general, de cada 100 dólares, se llevan el 97 por ciento al bolsillo. “Eso presenta una oportunidad perfecta para que la gente pueda empezar a abrirse económicamente para cumplir sus metas y salir adelante”, dijo.

“Hay un gran potencial. Aparte de lo que gana el anfitrión, ¿cuál es el impacto que tiene en el turismo y en la economía de un país? Eso lo mide el estudio Oxford Economic desde que el huésped sale del Airbnb, y analiza en qué está gastando el dinero, dónde lo hace y a quién le está generando un impacto positivo”, explicó el representante de la plataforma.

Según el ejecutivo, la investigación arroja datos sobre el impacto económico de los usuarios en Airbnb en República Dominicana. A través de esta se descubrió que los gastos de los huéspedes en estas comunidades y negocios generaron hasta 28,000 mil empleos en República Dominicana.

“Estamos hablando de personas que limpian las casas de alquiler, la piscina, los del transporte, el jardinero, meseros; aquellos que trabajan en pequeñas y medianas empresas también están viendo un impacto y una llegada de turistas en zonas donde tradicionalmente no llegaban”, dijo sobre el dinamismo que genera este modelo de negocios.

“Descubrimos que en el 2022 ese impacto económico alcanzó 397 millones de dólares en República Dominicana, en gastos adicionales por huéspedes sólo por Airbnb; gastos que se dividen en restaurantes, transporte, entretenimiento (discotecas, museos, parques nacionales). Es un estudio muy rico que captura un impacto muy importante de este negocio y su actividad económica, que está ayudando a democratizar”, explicó.

Por un lado, Muñoz señaló el impacto en miles de personas que hoy participan y se benefician del turismo como anfitriones, pero también de un gasto cercano a los 400 millones de dólares que se distribuyen en ciudades y pueblos.

Los datos compartidos por Muñoz indican que los gastos de los huéspedes que reservaron espacios compartidos en Airbnb en el país durante el 2021 fueron de 839 millones de dólares estadounidenses (sin incluir gastos en reservas), lo que equivale al 11.4 % de toda la actividad turística directa en el país.
El gasto de los huéspedes que utilizaron Airbnb en para reservar (excluidos los ingresos de los anfitriones):

  • 397.8 millones de dólares del PIB.
  • 28,000 empleos en República Dominicana respaldados por los gastos de los huéspedes que reservaron a través de la plataforma en 2021.
  • 169.8 millones de dólares en sueldos, salarios y otros ingresos laborales en una serie de sectores.
    De acuerdo con el estudio, los huéspedes que utilizaron la plataforma Airbnb para reservar, hicieron diversos gastos durante su estancia en diferentes productos y servicios que benefician directamente a los dominicanos.
  • 177 millones de dólares en restaurantes (21 %)
  • 226 millones de dólares en compras y alimentos (27 %)
  • 187 millones de dólares en actividades, entretenimiento y otros (22.3 %)
  • 114 millones de dólares en transporte local (13.5%)
  • 135 millones de dólares en transporte hacia/desde el destino (16.1%)

Anfitriones

La investigación también halló que más de la mitad de los anfitriones que comparten sus espacios en Airbnb en República Dominicana se identifican como mujeres y estas representan alrededor de un 52 % de los anfitriones. Además, el estudio reflejó que el gasto de los huéspedes no residentes (que provienen de fuera de República Dominicana) representó el 85.7 % del gasto total de los huéspedes que utilizaron la plataforma, lo que reafirma el impacto del turismo en la economía del país.

Carlos Muñoz.

Método realizado para el análisis de los datos

Con respecto al estudio Oxford Economics, el gasto de los huéspedes que utilizaron Airbnb se refiere a todo el gasto del viaje excepto el alojamiento, también referido como ingresos del anfitrión. Incluye el gasto diurno en el destino, como restaurantes, compras y entretenimiento, así como el transporte local y el transporte hacia y desde el destino. El análisis se basa en una combinación de datos de actividad de los huéspedes y de encuestas a ellos, proporcionados por Airbnb y en las estimaciones de Oxford Economics sobre el impacto económico directo del turismo, en términos de PIB, empleos e ingresos.

Impulso
Los pronósticos más recientes de Oxford Economics anticipan un impulso renovado a los ingresos de los hogares en República Dominicana a medida que el sector turístico se reconstruye de los impactos de la pandemia y se prevé que el gasto de los visitantes en dicho sector superará los US$11 mil millones en 2025.

Facebook Comments Box
Compartir en tus Redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *