La historia del dicho 芦Quien fue a Villa perdi贸 su silla禄

0
Compartir en tus Redes

Quien fue a Villa perdi贸 su silla

La historia detr谩s del dicho popular

 

Expandir imagen
Quien fue a Villa perdi贸 su silla

Hace muchos a帽os descubr铆 que la expresi贸n coloquial que yo conoc铆a como 芦Quien fue a Sevilla perdi贸 su silla禄 por estas tierras se dec铆a 芦Quien fue a Villa perdi贸 su silla禄.

Reinaba en Castilla Enrique IV, mediado el siglo XV, cuando Alonso de Fonseca, el Viejo, arzobispo de Sevilla, se entera de que le han concedido el arzobispado de Santiago de Compostela nada menos que a su sobrino, Alonso de Fonseca, el Mozo.

En 1460 parece que la ciudad de Santiago y su di贸cesis, all谩 por la lejana Galicia, andaban un poco revueltas y el reci茅n nombrado sobrino pidi贸 a su t铆o que se encargara de apaciguar el arzobispado conflictivo, mientras que 茅l, m谩s joven y con menos experiencia, lo sustitu铆a en la sede de Sevilla. Cumplida su misi贸n en Santiago, el viejo arzobispo regres贸 a Sevilla con la intenci贸n de recuperar su silla. Sin embargo, su sobrino no estaba dispuesto a cederla. A tanto lleg贸 el tirijala que tuvieron que intervenir Enrique IV y hasta el papa de Roma. Tal fue el alboroto que levantaron t铆o y sobrino con el 芦qu铆tate t煤 para ponerme yo禄 que hubo alguno de sus partidarios que acab贸 en el pat铆bulo. De aqu铆 la expresi贸n original 芦Quien se fue de Sevilla perdi贸 su silla禄. Con el paso de los siglos y el uso de muchos ha llegado a nuestros d铆as transformada en 芦Quien fue a Sevilla perdi贸 su silla禄, e incluso dominicanizada con la alusi贸n a Villa, top贸nimo coloquial de Villa Altagracia.

Facebook Comments Box
Compartir en tus Redes

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *