Media naranja Cosette Álvarez

Media naranja Cosette Álvarez

Media naranja
Cosette Álvarez

OPINIÓN

Hoy

 

 

ÁNGELA PEÑA
Aspira a diputada en la circunscripción número uno del Distrito Nacional, por el Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD). El miércoles pasado congregó a políticos, intelectuales, empresarios, periodistas y otros profesionales para compartir un espléndido desayuno en el que se trataron reveladores temas, no necesariamente relacionados con la candidatura de la activa, pintoresca, excepcional, singular, trabajadora, culta y muy inteligente pedagoga y diplomática que ahora se hace presente en todo Santo Domingo con su foto pidiendo que la lleven al Congreso: es la número 22 de la boleta A.

Quien la marque va a tener una representación digna. Cosette no es solamente la franca, aguda, ingeniosa y exigente articulista que durante años denuncia los males de esta sociedad en los artículos llenos de gracia y repletos de verdades que publica en HOY con la excelencia gramatical que le confiere su condición de maestra. Es también una luchadora por la sobrevivencia propia y el bienestar común. Las promesas contenidas en su brochure de campaña no son pura demagogia para llegar al Congreso. Promover la justicia y denunciar la corrupción y otros muchos vicios de esta mitad de Isla han sido precisamente los temas que ha tratado en su columna de opinión que es ya una esperada tradición.

Es una mujer de guerra, madre soltera que ha sabido imponerse a los convencionalismos de una sociedad elitista, de mente estrecha y posiciones de marginalidad, es defensora de sus derechos y de los ajenos, incansable estudiosa, solidaria, generosa, justa.

No hay que reproducir las promesas que la ocurrente y muy instruida Cosette ha incluido en la hoja suelta que proyecta sus aspiraciones para saber que cumplirá las ofertas con las que se ha comprometido a legislar. Circulan por la Capital escritas en el lenguaje ameno de la inquieta aspirante. Su trayectoria de vida, que ha sido transparente y que ella se ha encargado de hacer pública hasta en sus detalles más sencillos, demuestra su honestidad y seriedad, suficientes avales para saber que honrará su palabra comprometida ahora  en vísperas de las elecciones.

Al margen de estas virtudes que la adornan, Cosette es una candidata de excepcional poder de convocatoria y de consenso. En su desayuno había perredeístas, peledeístas, ex izquierdistas, independientes e indiferentes al quehacer en el que ella ahora se mueve. Por lo demás, el suculento desayuno que ofreció fue financiado por un archi conocido cuadro reformista.

Le acompañaron, entre otros, Hatuey Decamps, presidente del PRSD, Eduardo Jorge Prats, aspirante a senador por esa organización; Taina Gautreaux, Jesús de la Rosa, Radhamés Gómez Sánchez (Chiqui), Rosa Alcántara, Susana Morillo, María Elena Muñoz, Tiagarlay Núñez, José Antonio Martínez Rojas y otros.

El principal problema de esta sociedad es, para Cosette, de cohesión social, de desarrollo de formas de relación y de convivencia, cuya promoción, si hubo, ha desaparecido y el país se quedó huérfano institucionalmente. “Debemos enfocar en la cohesión nuestros esfuerzos para regenerar la sociabilidad cotidiana perdida”, expresa.

Comentarios

No hay comentarios aún. ¿Por qué no comienzas el debate?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *