El contrato original de Aerodom: todo para m铆, nada para ti

0
Compartir en tus Redes

El contrato original de Aerodom: todo para m铆, nada para ti

Los bemoles del contrato (Primera parte)

Se ha desatado una nueva controversia sobre el contrato original de concesi贸n de los aeropuertos estatales a Aerodom, despu茅s de que el presidente Abinader lo criticara duramente la semana pasada

El contrato original de Aerodom: todo para m铆, nada para ti

 

El reciente anuncio de renovaci贸n de la concesi贸n de los aeropuertos a聽Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (Aerodom)聽ha confirmado lo que era todo un secreto a voces: por el contrato vigente desde 1999, 芦el Estado no recibi贸 ninguna remuneraci贸n禄, seg煤n el presidente Abinader, y, 芦como muchos de ustedes saben, no garantizaba las mejores condiciones en las infraestructuras de los aeropuertos禄. De las cifras envueltas en la anunciada renegociaci贸n de la concesi贸n聽se desprende que se trata de un negocio muy lucrativo.

Hubo quien lo advirti贸 con contundencia hace聽veintitr茅s a帽os, pero el Estado prefiri贸 mirar hacia otro lado. El contubernio vuelve a ponerse de relieve por las palabras del presidente Abinader y la realidad constatable de las infraestructuras. Quien levant贸 la voz en aquel entonces fue el veterano聽abogado Jottin Cury El铆as, quien particip贸 en el proceso de licitaci贸n como miembro de un Comit茅 de Observadores que, en la pr谩ctica, fue de adorno.

En una carta al Congreso, de la que se hicieron eco algunos medios de comunicaci贸n, denunci贸 que est谩bamos ante 芦un contrato incalificable, elaborado con la intenci贸n de empobrecer el patrimonio de la Naci贸n禄, que 芦provocaba n谩useas, por leonino禄. Tambi茅n lo calific贸 como 芦una burla a los mejores intereses del pa铆s禄, al tiempo de lamentarse de que 芦los m谩ximos directivos del proceso de licitaci贸n禄 obviaron sus desinteresadas advertencias para 芦limpiarlo de imposiciones inaceptables y abusivas禄 y 芦despojarlo de los errores y vergonzosas complacencias contractuales que lo minaban禄. Las veinte enmiendas que se hicieron en su paso por el Poder Legislativo no bastaron para eliminar algunos. Mucho menos, el esp铆ritu con que fue concebido.

Privilegios fiscales

No es solo que el Estado no recibiera聽芦ninguna remuneraci贸n禄,聽como se帽al贸 el presidente Luis Abinader. Las autoridades, mediante decreto presidencial 282, de 2002, concedieron a聽Aerodom聽el privilegio de que no se gravase fiscalmente ninguna operaci贸n econ贸mica en la que estuviera envuelta la concesionaria. Por un lado, se decret贸 la exoneraci贸n 芦de cualesquiera medidas de control y restricci贸n, as铆 como del pago de cargas impositivas, tasas, comisiones, recargos cambiarios u otras obligaciones de cualquier tipo o naturaleza, actualmente aplicables o que sean aplicables en el futuro禄, incluyendo 芦la transferencia al exterior de fondos entre cuentas de la Concesionaria o de cuentas de la Concesionaria a las entidades financieras y viceversa, extendi茅ndose tal exenci贸n a cualesquiera pagos o reembolsos que deba hacer o recibir聽Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI, S.A., (a) o (de) instituciones Bancarias o Financieras禄

Fue la remuneraci贸n que recibi贸 el Estado dominicano por el contrato original de la concesi贸n de los aeropuertos en 1999.

Para que no quedara tampoco duda, el decreto tambi茅n explicaba que la exenci贸n alcanzaba, asimismo, 芦a los fondos y/o divisas transferidos directamente por sus deudores a las cuentas de聽Aeropuertos Dominicanos聽Siglo XXI, S.A., en el exterior o a las de las entidades financieras, sociedades o personas designadas por ella, incluyendo a las transferencias realizadas por l铆neas a茅reas, arrendatarios, usuarios, subconcesionarios y a otra persona f铆sica o jur铆dica que a cualquier t铆tulo deba pagar a dicha Sociedad Concesionaria, tasas, derechos, tarifas comerciales y cualesquier otros ingresos que le correspondan en virtud de los derechos que le han sido cedidos por efecto de la Concesi贸n, estando en la obligaci贸n el Estado Dominicano y sus instituciones aut贸nomas o centralizadas de garantizar tal exenci贸n禄.

El decreto, a煤n vigente, faculta a聽Aerodom聽para obligar a todos sus deudores (l铆neas a茅reas, arrendatarios, subconcesionarios o cualquier usuario que debiera pagarle) a transferirle los montos 芦a sus cuentas en el exterior o a las de las entidades financieras, sociedades o personas designadas por ella, fondos adeudados a dicha Concesionaria en d贸lares de los Estados Unidos de Am茅rica u otras divisas禄. De no hacerlo como quisiera聽Aerodom, 芦constituir铆a de pleno derecho un incumplimiento de dichos deudores respecto de sus obligaciones econ贸micas frente a la Concesionaria, en la medida en que tal incumplimiento afecta igualmente al proyecto de concesi贸n aeroportuario en su conjunto y a la propia Concedente禄; esto es, al Estado Dominicano.

芦Un contrato incalificable, elaborado con la intenci贸n de empobrecer el patrimonio de la Naci贸n禄, que 芦provocaba n谩useas, por leonino禄Jottin CuryMiembro del Comit茅 de Observadores para la evaluaci贸n de la concesi贸n

En relaci贸n al pago de impuestos, los primeros due帽os de聽Aerodom聽lograron que el contrato contemplase la exenci贸n de impuestos, incluso, para las ganancias de capital por la compra y venta de acciones. Aparece, concretamente, en el art铆culo 10 del Contrato de Concesi贸n. Aquello signific贸 que, cuando en 2008, el presidente de聽Aerodom, Abraham Hazoury, y el vicepresidente, Jes煤s Barderas, decidieron vender sus participaciones en la concesionaria a la venta en 2008 a LATIN AMERICAN AIRPORT HOLDINGS, empresa propiedad de ADVENT INTERNATIONAL, por una cifra que algunas fuentes cifran en US$1,000 millones (otras mencionan US$700 millones) quedasen libres de pagar ni un centavo de impuestos al Estado. Ni siquiera por transferir el dinero al extranjero.

Hazoury se dirigi贸, en mayo de 2008, a la Direcci贸n General de Impuestos Internos, para confirmar 芦el r茅gimen impositivo aplicable a la transacci贸n de transferencia de las acciones禄, seg煤n obra en los archivos de la DGII. Esta le aclar贸, mes y medio despu茅s, que 芦las ganancias de capital que resulten de la operaci贸n de compra-venta de las acciones de聽Aerodom聽est谩n exentas de impuestos y las mismas podr谩n entregarse a sus accionistas finales sin retenci贸n alguna en la cadena de distribuci贸n禄.

Impuestos tambi茅n aclaraba que el aumento de capital social autorizado de聽Aerodom聽芦est谩 sujeto al pago del 1% sobre aumento de capital禄 y que 芦el gasto originado por el incremento de la inversi贸n en la Concesionaria representado por el aumento en el patrimonio a favor de los accionistas espec铆ficos, constituye un gasto deducible para聽Aerodom. La p茅rdida fiscal para聽Aerodom, si la hubiere, podr谩 ser compensada en cinco (5) a帽os como establece el C贸digo Tributario禄.

Hasta los intereses de la deuda por la transacci贸n eran 芦un gasto deducible禄 y no estaban sujetos 芦a retenci贸n ni otro tipo de impuestos de transferencia禄.

La DGII declaraba que 芦no tiene objeci贸n al proceso de la fusi贸n de聽Aerodomcon AAD [Advent Aviation Dominicana] sin consecuencias fiscales禄 y que 芦la entidad continuadora es聽Aerodom芦.

Nunca se supo p煤blicamente cu谩nto se pag贸 por la venta de acciones a聽Abraham Hazoury y Jes煤s Barderas.聽Tanto el Estado dominicano como ellos mantuvieron un hermetismo total. Probablemente estaban aleccionados por el esc谩ndalo producido poco antes, por la venta de las acciones de la antigua Codetel, Verizon Dominicana, a la compa帽铆a mexicana Teleam茅rica (o Am茅rica M贸vil, S.A.) En un primer momento, el Gobierno dominicano exigi贸 el pago de US$518 millones por impuestos, que luego se rebajaron, tras presiones de distintas embajadas en el pa铆s. Se trataba, seg煤n la DGII, del pago del 25% del Impuesto Sobre la Renta (ISR) por las ganancias que se obtuvieron por vender las acciones en US$2,062 millones.

Pese a las enormes ventajas otorgadas a聽Aerodom, en los primeros tiempos, en un momento dado, pretendi贸 hasta cobrarle al Estado por la ocupaci贸n de espacios de los aeropuertos, como Migraci贸n, DNCD o Aduanas. Hasta el costo del suministro de agua y electricidad. A帽os despu茅s, se jactar铆a de que 芦a pesar de que no es su obligaci贸n contractual, ha asumido el costo del suministro de agua y de energ铆a el茅ctrica a los edificios sede del Instituto Dominicano de Aviaci贸n Civil (IDAC) y del Cuerpo Especializado en Seguridad Aeroportuaria y de la Aviaci贸n Civil (CESAC) desde su construcci贸n禄. Pon铆a como ejemplo que, solo en 2014, por consumo el茅ctrico hab铆a sufragado US$744,813.

Facebook Comments Box
Compartir en tus Redes

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *