4 maneras de ayudar a tu cuerpo a combatir la acidez

0
Compartir en tus Redes

 

Se conoce como reflujo gástrico a esa sensación de indigestión o ardor que tenemos cuando los alimentos pasan del estómago al esófago.
¿Alguna vez sentiste que te salía fuego del estómago? Por supuesto que es una sensación, pero si te pasó es muy probable que entonces hayas experimentado un momento de acidez estomacal. Se conoce como reflujo gástrico a esa sensación de indigestión o ardor que tenemos cuando los alimentos pasan del estómago al esófago.

El dolor sube, por lo tanto puede que incluso sientas molestias en la garganta. Por más horrible que parezca hay maneras de combatir esta problemática, además de las pastillas, que te van a aliviar. Toma nota y anímate a probarlas.

1. Infusiones

Como en tantas otras oportunidades el té otra vez viene a salvarnos. Para empezar, el agua caliente ayuda mucho al estómago a relajarse, pero eso no es todo. El té de manzanilla es la opción preferida de aquellos que tienen dolencias porque lo que hace esta sustancia es liberar al estómago de las sustancias ácidas. Estabiliza nuestro cuerpo y no hace sentir mejor. Buenísimo, ¿no? Otras opciones igual de buenas y accesibles son aloe vera, laurel e incluso albahaca. Sí, leíste bien. Lo genial de esta opción es que si tienes alguna de estas plantas puedes hacer el té más natural todavía de lo que ya es. ¡Anímate a probarlos!

2. Masajes en el vientre

Puede que te sorprenda pero masajear el lugar que te duele tiene increíbles beneficios para que te sientas mejor. Los masajes en el vientre o en la zona abdominal también son muy usados por las personas que tienen tránsito lento, ¿sabías? En cualquiera de los dos casos la idea es masajear la zona en el sentido de las agujas del reloj. De esta manera si a tu cuerpo lo está costando procesar algo lo ayudas a hacerlo y gracias a este truco que no te lleva nada de tiempo ni esfuerzo es muy probable que al poco tiempo te sientas mucho mejor.

3. Incorporar frutas

Incorporarla después de las comidas o incluso como colación es muy importante para tu estómago. El principal aliado en este caso será la banana que, no importa si está fría o a temperatura ambiente, es una fruta que funciona como antiácido natural. Otras dos opciones que podemos incorporar son la papaya y ananá.

4. Evitar los picantes

Las salsas y condimentos le pueden dar un toque especial a nuestra comida, ¿no? Sobre todo la salsa barbacoa que se puso de moda en los últimos años y se agregó a un montón de comidas. ¿Por qué lo picante nos cae mal? Porque están compuestos de un alcaloide que se llama capsaicina que genera una irritación inmediata tanto en la garganta como en el estómago. Con esto no queremos decir que no lo puedas comer más pero es mejor evitarlo si quieres sentirte bien.

Nadie quiere tener acidez estomacal, pero por eso no vamos a dejar de comer. La idea siempre es medirnos y tratar de equilibrar aquello que nos gusta con lo que nos hace bien. Si pones en práctica estos consejos no te vas a arrepentir

Facebook Comments Box
Compartir en tus Redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *