16 de abril de 2024

35 millones de estadounidenses viven en “pobreza persistente”, según un nuevo análisis

0
Compartir en tus Redes

Unos 35 millones de estadounidenses viven en “pobreza persistente”, según un nuevo análisis

La investigación se centró en pequeñas divisiones geográficas de los condados donde la tasa de pobreza se mantiene sobre el 20% en más de 30 años, los especialistas de Economic Innovation Group indicaron el impacto que esto tiene en el país y cuáles serían las posibles soluciones

Según el estudio un individuo adulto soltero que gane menos de los $15,000 dólares al año es considerado pobre.
Según el estudio un individuo adulto soltero que gane menos de los $15,000 dólares al año es considerado pobre.
FOTO: BURST / PEXELS

De acuerdo con un estudio desarrollado por el Economic Innovation Group, aproximadamente unos 35 millones de estadounidenses viven en “pobreza persistente” en el país, esta cifra es un 72% más alta de lo que se anticipaba a pesar de que Estados Unidos ha luchado desde 1960 para reducir la desigualdad.

El estudio se centró en las poblaciones donde la tasa de pobreza se mantiene sobre el 20% en más de 30 años, el análisis se realizó a través de un censo, en pequeñas divisiones geográficas de los condados donde la mayoría de ellos tienen a miles de residentes en estado de pobreza, como es el caso de Vermont, Maine o New Hampshire en los cuales sus medidas generales no califican como persistentemente pobres, pero sus pequeños poblados si entran dentro de la clasificación.

Para el director de investigación de EIG, Kenan Fikri, “si grandes extensiones del país están llenas de personas que no alcanzan su máximo potencial, entonces el país en su conjunto no está alcanzando su máximo potencial”, dijo a CBS y agregó que “estas son las partes del país que necesitan más ayuda”.

El 12% de la población es pobre

El censo muestra que cerca de 38 millones de personas están actualmente por debajo del umbral de la pobreza, esto representa el 12% de la población a nivel nacional. Los cálculos arrojaron que según las pautas federales un individuo adulto soltero que gane menos de los $15,000 dólares al año es considerado pobre y una hogar de cuatro integrantes que anualmente tenga un máximo de $30, 000 dólares es considerada una familia pobre.

Por lo tanto, durante los últimos 30 años una gran parte de la población no se ha beneficiado del importante crecimiento económico del país. El informe destacó focos de pobreza persistente en zonas rurales del sur y Apalaches. “Han sido impermeables a múltiples ciclos de crecimiento económico”, dijo Fikri.

Y es que indiferentemente de sus ingresos anuales, estas poblaciones suelen tener otro tipo de problemas como atención médica, infraestructura incluso acceso a la educación. Para August Benzow, líder de investigación en EIG, estas regiones experimentan “algún tipo de impacto económico o demográfico que las colocó en este camino de alta pobreza, y no ha habido una intervención compensatoria”, indicó.

Una posible solución

Benzow explicó además que una vez que estas comunidades caen en el círculo de la pobreza persistente “las instituciones financieras y los inversionistas tienden a no invertir y esto crea una calcificación o una falta de oportunidades donde es mucho más difícil iniciar un negocio o comprar una casa”, expresó.

Aunque no existe una solución rápida y totalmente efectiva para este problema, las principales iniciativas serían la inversión del sector privado que atraiga capital y genere empleo, y a su vez invertir en educación. “Debe haber más inversión, pero debe ser más inteligente, experimental e innovadora”, destaca el líder de investigación en EIG.

Facebook Comments Box
Compartir en tus Redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *